Inicio > Decoracion > Viajamos al corazón de Ikea (II): el Centro de Diseño y el Laboratorio de Calidad

Viajamos al corazón de Ikea (II): el Centro de Diseño y el Laboratorio de Calidad

jueves, 18 de agosto de 2011 Dejar un comentario Ir a comentarios

You might also like

Viajamos al corazón de Ikea (III): el Centro de Comunicación
Viajamos al corazón de Ikea (III): el Centro de ComunicaciónViajamos al corazón de Ikea (III): el...
Viajamos al corazón de Ikea (I): en el Museo
Viajamos al corazón de Ikea (I): en el MuseoViajamos al corazón de Ikea (I): en el Museo Han pasado...
Cómo decorar para San Valentín
Cómo decorar para San ValentínCómo decorar para San Valentín iStockphoto/Thinkstock Hay un montón...
Decoración con globos para San Valentín
Decoración con globos para San ValentínDecoración con globos para San Valentín iStockphoto/Thinkstock...

Viajamos al corazón de Ikea (II): el Centro de Diseño y el Laboratorio de Calidad
Viajamos al corazón de Ikea (II): el Centro de Diseño y el Laboratorio de Calidad

Viajamos al corazón de Ikea (II): el Centro de Diseño y el Laboratorio de Calidad

Hace unos días compartimos con vosotros la primera etapa de nuestro viaje al corazón de Ikea, en Älmhult, un pequeño pueblo al sur de Suecia que, como os contamos, tuvimos ocasión de conocer gracias a la invitación de la Compañía con motivo de la celebración de sus primeros 15 años en España.

Después de haber visitado el Museo hoy vamos a tener ocasión de conocer además el Centro de Diseño IoS (Ikea of Sweden), donde se desarrollan los nuevos productos, y el Laboratorio de Calidad, donde éstos son sometidos a todo tipo de pruebas hasta comprobar que cumplen con cada uno los diferentes estándares establecidos para su venta. Os invito a que me acompañéis a descubrirlos.

Hasta que la venta de un producto empieza, como nos dice la imagen, pasan realmente muchas cosas, que fueron las que nos explicaron Anne Selga von Schantz, del departamento de Desarrollo de Producto, y la diseñadora Ebba Strandmark, a la derecha, a la que seguro muchos de vosotros pondréis cara porque la habréis visto en los carteles que cuelgan junto a sus productos en las tiendas Ikea.

Con el fin de adaptar sus propuestas de diseño y decoración a las necesidades del cliente Ikea realiza estudios sociológicos periódicos para identificar tendencias en hábitos y estilos de vida. Por ejemplo: la adaptación de los espacios y el mobiliario a la utilización creciente de las nuevas tecnologías en el hogar.

Para desarrollar sus nuevos productos dispone de un equipo de 12 diseñadores propios especializados en el diseño orientado a la producción, que pertenecen a la plantilla de IKEA en Suecia. Igualmente cuenta con 63 responsables de desarrollo de producto, también en plantilla.

Cuenta, además, con la colaboración de una media de entre 40 y 60 diseñadores externos, estilistas y personalidades del mundo del arte que asesoran a Ikea sobre tendencias y que trabajan continuamente en el desarrollo de nuevas ideas.

Teniendo en cuenta que el proceso completo de diseño de un producto tarda aproxidamente dos años, desde que se realizan los estudios y se prepara el briefing hasta llegar al diseño final, que se realizan al menos cuatro lanzamientos principales al año más algunos estacionales y que se renueva al menos el 20% de los artículos, os podréis imaginar que el Centro de Diseño está siempre en completa efervescencia.

Salimos del Centro de Diseño para entrar en el cercano Testlab, el Laboratorio de Calidad, donde trabajan 27 técnicos de pruebas que realizan más de 6500 pruebas al año, incluídas las que tienen lugar durante la fase de desarrollo de producto y las pruebas de verificación anuales externas. Nos recibe Anders Jarlsson, director del Centro, quien nos acompaña a través de las diferentes salas y nos introduce en su apasionante trabajo.

Así, a través de los ventanas acristaladas que dan al pasillo, vamos descubriendo sucesivamente cómo se sabe si un producto desprende formaldehídos, cómo se realizan las pruebas de textiles y se comprueba su resistencia al lavado, a la abrasión o al estiramiento o cómo se someten las velitas a diversos tests para comprobar diferentes parámetros como la duración o la temperatura que alcanzan.

Paramos un momento en el Firelab, donde nos permiten entrar y comprobar en directo una de las pruebas de fuego con el textil de un sofá destinado al Reino Unido, que debe cumplir con unos requisitos específicos distintos al resto de países y, a continuación, cambiamos de planta para acceder a las grandes naves donde se realizan otro tipo de pruebas.

Allí vemos cómo, ayudados por la más sofisticada maquinaria, se somete a los muebles a todo tipo de martirios para comprobar su resistencia y cómo, para certificar su comportamiento, contracción y dilatación, se les introduce durante cinco semanas en un espacio sellado que se somete a diferentes temperaturas.

Cerca ya de la salida conocemos también los espacios destinados a probar electrodomésticos, cocinas y baños, donde los artículos se exponen dos veces al día a una inmersión en agua a 38º y atravesamos la zona más curiosa, porque, sí, también hay una sala de pruebas de montaje, donde empleados de Ikea de departamentos no relacionados, como administración o comunicación, comprueban por sí mismos que cualquiera puede ser capaz montar de montar un mueble sin morir en el intento.

Terminamos nuestra visita verificando que no queda nada al azar y que, cómo no, también se realizan pruebas de iluminación con las bombillas de bajo consumo.

Ya sólo nos queda por conocer el Centro de Comunicación, donde se realizan, entre otras muchas cosas, las puestas en escena de los catálogos anuales. Me gustaría que me acompañaráis también en esa última etapa de nuestro viaje, que espero os esté resultando interesante. En breve estaré con vosotros.

En Decoesfera | Viaje a Ikea

Viajamos al corazón de Ikea (II): el Centro de Diseño y el Laboratorio de Calidad

Categories: Decoracion Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.