Inicio > Decoracion > Utensilios de cocina en un Mercado Medieval

Utensilios de cocina en un Mercado Medieval

jueves, 8 de septiembre de 2011 Dejar un comentario Ir a comentarios

You might also like

Compras decorativas en un Mercado Medieval
Compras decorativas en un Mercado MedievalCompras decorativas en un Mercado MedievalCompras decorativas...
Garbage antiguos utensilios de cocina que iluminan
Garbage antiguos utensilios de cocina que iluminanGarbage antiguos utensilios de cocina que iluminan Los...
Guardar tus utensilios de cocina en poco espacio
Guardar tus utensilios de cocina en poco espacioGuardar tus utensilios de cocina en poco espacio Si...
Nest de Lékué hasta ocho utensilios en un mismo espacio
Nest de Lékué hasta ocho utensilios en un mismo espacioNest de Lékué hasta ocho utensilios en un...

Utensilios de cocina en un Mercado Medieval
Utensilios de cocina en un Mercado Medieval

Utensilios de cocina en un Mercado Medieval

Os hablaba ayer de mis compras decorativas en el Mercado Medieval de Corcubión este fin de semana, hoy domingo aún sigue abierto, cerrará sus puertas esta tarde, así que antes de que termine esta estupenda celebración os completo la información con un artículo especial dedicado a los utensilios y el menaje para la cocina que allí podemos encontrar, es verdad que sobre todo será adecuado para cocinas rústicas y clásicas, pero vamos a verlo.

La mayoría de los utensilios de cocina que se venden en un mercado medieval son cerámicos, en particular en este me encontré principalmente de dos tipos, por un lado los tradicionales de barro muy habituales en Galicia, especialmente en esta zona conocida como “Costa da Morte” y por otro un puesto que ofrece Cerámica Cordobesa, con un estilo y un colorido que me ha gustado mucho, supongo que también porque es más novedosa para mi.

En la imagen sobre estas líneas una vista general del puesto del que os hablaba de Cerámica Cordobesa, como veis predominio en los colores del beige, el verde y el rojo sobre todo, combinados, haciendo dibujos… En cuanto a tipos de accesorios, bandejas y platos principalmente y de todos los tamaños y formas, había también recipientes para la sal o el azúcar, morteros y otros auxiliares prácticos para cocinar.

Es verdad que en una casa de estilo modernista este estilo no es fácil de encajar, por eso yo no me compraría algún elemento que esté pensado para quedar a la vista en la cocina, pero sin embargo una fuente o bandeja si nos gusta, sí que podemos llevárnosla a casa, porque en una comida o cena, dependiendo de la ocasión, perfectamente puede quedar bien en la mesa aunque su estilo no sea el nuestro habitual.

Cuando organizamos una comida o cena con invitados, podemos decorar la mesa en función o bien del tipo de celebración de que se trate, o a partir de un tema elegido o en relación con el tipo de comida que estemos sirviendo, por eso está bien tener menaje de varios estilos aunque nuestra cocina corresponda a uno en concreto.

Por ejemplo servir el pulpo á feira en un plato cuadrado y negro tipo japonés no queda nada bien, igual que no queda bien poner el sushi en una cazuela clásica de barro, cada comida tiene su propio estilo que nunca estará reñido con el de los muebles y la decoración permanente, para un evento vestimos nuestro comedor de un modo acorde con el mismo, además eso es muy divertido, siempre está bien variar.

Siguiendo con el recorrido por el mercado medieval, bajo estas líneas el puesto de artículos de barro gallegos, al fondo los recipientes para preparar la típica queimada no dejan lugar a ninguna duda, en este caso hay accesorios para cocinar y más que para servir, las cazuelas que vemos hacia delante se utilizan para cocinar mariscos y pescados, tan estupendos en estas zonas de costa.

De nuevo nos encontramos con saleros y recipientes para especias, además de jarras para vino, botijos para agua y en general recipientes para otras bebidas y los que sin ser para la cocina, me han hecho mucha gracia, como ya os comentaba ayer, que son los típicos cerditos hucha, posiblemente el tipo de hucha más tradicional o al menos el que se ha hecho más famoso.

Las ventajas de este barro para cocinar son sobre todo su alta resistencia a la temperatura, cualquiera de estos recipientes puede introducirse en cualquier horno sin problemas y también se puede emplear para cocinar en fuego, sobre una cocina de gas, la comida adquiere sabores distintos según el material del recipiente en que se cocine y el barro es uno de los mejores, además queda bonito cuando vamos a llevarlo a la mesa.

Muchas casas de campo en Galicia, rústicas, utilizan además todo este tipo de elementos de barro como accesorios decorativos, empezando por el jardín donde hay maceteros de barro para algunas plantas, algunos muy típicos con forma de bota… Y pasando por la cocina y el comedor donde el botijo, las ollas, cazuelas y platos, decoran las encimeras y las paredes.

Y hasta aquí mi recorrido por el mercado en lo que a compras decorativas se refiere, de todo lo que he visto en él, yo creo que me quedo con los jarrones de suelo, que me han parecido impresionantes y además con una buena relación calidad precio, las flores de madera para ellos y por supuesto las esencias, los aromas en el hogar son muy importantes y en ocasiones los descuidamos demasiado.

En Decoesfera | Compras decorativas en un mercado medieval

Utensilios de cocina en un Mercado Medieval

Categories: Decoracion Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.