Una vinoteca de esquina
Una vinoteca de esquina

Una vinoteca de esquina

Al igual que el frigorífico de esquina esta vinoteca consigue sacar el máximo partido de un espacio a menudo desaprovechado pero, además, su diseño, más cercano a cualquier mueble cotidiano, permite que se pueda integrar fácilmente en diferentes estancias.

Es para grandes amantes del vino, ya que tiene una capacidad de 260 botellas que permanecerán a la temperatura ideal gracias a la tecnología Whisperkool Cooling System, respetuosa con el medio ambiente. Incorpora además un termostato especial para medir la temperatura del vino.

A fin de maximizar el espacio dispone de tres sistemas de almacenaje: las puertas de la izquierda con doble profundidad, en dos filas, las de la derecha en una sola y en el centro expositores con puertas de cristal con el interior iluminado por leds.

Para permitir una mejor integración con el ambiente que la rodea podemos escoger las puertas en diferentes maderas: roble, caoba, cerezo, arce o nogal, todas ellas acabadas en semilaca y con teñido natural, oscuro o medio.

En el sitio web de Vinotheque encontrareis también otras interesantes opciones como por ejemplo, en forma de aparador, con vitrina para exponer también las copas e incluso con puertas de acero para ambientes más contemporáneos.

Vía | Appliancist
Más información | Vinotheque
En Decoesfera | Más vinotecas

Una vinoteca de esquina