Una silla que no ocupa nada
Una silla que no ocupa nada

Una silla que no ocupa nada

Esta silla de pared me ha encantado, no ocupa nada, la pones en la pared y la abres cuando te hace falta, incluso cabe detrás de una puerta. Además este es el diseño más clásico, pero los hay en diferentes colores, materiales y diseños, un catálogo bastante completo, para todas las habitaciones y estilos.

Es perfecta para habitaciones muy pequeñas, como descalzadora, o en las habitaciones de los niños, que suelen ser dormitorios pequeños donde siempre se termina necesitando una silla más.

Vía | Apartment therapy

Más información | Wallchair

Una silla que no ocupa nada