Una habitación… ¿en azul celeste?
Una habitación... ¿en azul celeste?

Una habitación… ¿en azul celeste?

El celeste suele asociarse con la paz, la tranquilidad, la armonía, es un tono claro, pero con personalidad, que transmite ligereza, por tanto puede utilizarse en habitaciones con muchos muebles.

El azul es ideal para los dormitorios, tanto para las paredes como para la ropa de hogar, en el que se realicen actividades tranquilas como leer, o escuchar música además, por su claridad también es adecuado para combinar en cocinas o baños, donde transmiten sensación de higiene, o en dormitorios infantiles.

Forma una combinación perfecta con el blanco, una combinación muy común en países soleados ya que mientras se multiplica la luz con el blanco, el azul “enfría” el ambiente.

Combina bien con muebles de pino, haya o fresno, de color claro, también con materiales más ligeros como el hierro pintado, telas ligeras y fibras naturales en sillas, lámparas o alfombras.

Una habitación… ¿en azul celeste?