Inicio > Decoracion > Una ciudad en tu trapo de cocina

Una ciudad en tu trapo de cocina

sábado, 6 de agosto de 2011 Dejar un comentario Ir a comentarios

You might also like

Ephemicropolis una ciudad levantada con grapas
Ephemicropolis una ciudad levantada con grapasEphemicropolis una ciudad levantada con grapasEphemicropolis...
Tu chaqueta en lo más alto de la ciudad
Tu chaqueta en lo más alto de la ciudadTu chaqueta en lo más alto de la ciudad La ciudad ofrece unas...
Pantallas lamparas| limpieza
Pantallas lamparas| limpiezaPantallas lámparas, limpieza. Si tienes lámparas de techo, de mesa, de...
Megalomanía una crítica a la ciudad en eterna construcción
Megalomanía una crítica a la ciudad en eterna construcciónMegalomanía una crítica a la ciudad en...

Una ciudad en tu trapo de cocina
Una ciudad en tu trapo de cocina

Una ciudad en tu trapo de cocina

Al poco de publicar la semana pasada las ciudades de papel de Katsumi Hayakawa, me encontré con está deliciosa ciudad estampada en trapos de cocina, un lugar en que lo normal es encontrarse flores y, con suerte, figuras geométricas.

Diseñados por Brian Everett, estos trapos de cocina son perfectos para un arquitecto, aunque la belleza de la ilustración que los decora, con esos colores alegres y ese trampantojo que nos hace ver la ciudad en perspectiva cuando en realidad está cada casa dibujada sobre la anterior, los hacen atractivos para cualquiera.

Fabricada en algodon 100%, con unas medidas aproximadas de 45 × 75 centímetros y disponible en dos colores (crema y café), esta preciosa ciudad en un trapo de cocina puede ser tuya por poco más de 10 euros al cambio más gastos de envío. No me la compro porque seguro que luego me da pena usarla para secar los platos y acaba en un cajón, aunque es tan bonita que igual podría enmarcarla.

Vía | Design Sponge
Más información | Brian Everett
En Decoesfera | Renueva tu comedor cambiando de mantel y servilletas

Una ciudad en tu trapo de cocina

Categories: Decoracion Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.