Inicio > Baño > Una buena idea: una librería en la escalera

Una buena idea: una librería en la escalera

Jueves, 28 de julio de 2011 Dejar un comentario Ir a comentarios

You might also like

Una buena idea: un baño bajo la escalera
Una buena idea: un baño bajo la escaleraUna buena idea: un baño bajo la escalera Aprovechar el espacio...
Una buena idea: Armario bajo la escalera
Una buena idea: Armario bajo la escaleraUna buena idea: Armario bajo la escalera En un duplex pequeño...
Una buena idea: Una cajonera para aprovechar el espacio bajo la escalera
Una buena idea: Una cajonera para aprovechar el espacio bajo la escaleraUna buena idea: Una cajonera...
Una buena idea: una escalera arcoíris
Una buena idea: una escalera arcoírisUna buena idea: una escalera arcoíris Siempre me ha parecido...

Una buena idea: una librería en la escalera
Una buena idea: una librería en la escalera

Una buena idea: una librería en la escalera

Si eres un apasionado de la lectura, te habrás dado cuenta que, aunque el saber no ocupa lugar, los libros sí, y mucho. A pesar de no ser un lector empedernido, en mi casa ya empiezan a acumularse; novelas, compendios de arquitectura, manuales de fotografía, revistas de diseño… aunque aún los tengo bajo control, temo el día en que ya no me quede sitio para ellos.

En cambio, en el caso que nos ocupa, el número de libros a almacenar era sensiblemente mayor.

Ante la imposibilidad de colocar más estanterías convencionales, por temor a crear un espacio demasiado angosto, y no disponer de vigas para montar una biblioteca en el techo, se optó por una librería en la escalera, aprovechando que el ancho era suficiente para dejar un paso holgado.

La clave para que esta solución sea fructífera es conseguir que la estructura resulte liviana. Para ello, es fundamental alejar los libros tanto del suelo como del techo, amén de no excederse en la profundidad de las baldas. Así conseguiremos que se perciba el ancho del hueco en su totalidad. Elegir un color claro, preferiblemente blanco, ayuda a aumentar esa sensación de ligereza.

También es importante limitarse a un sólo lado de la escalera, de forma que se entienda como un plano de libros. Si los ordenamos adecuadamente, nos pueden servir para crear un motivo decorativo que haga las veces de fondo de perspectiva.

Si bien es cierto que esta es una estantería echa a medida, es fácil crear una composición similar a partir de módulos estándar que podéis encontrar en la mayoría de tiendas de muebles. Al diseñar la estructura, hacedlo de forma que los apoyos queden lo más centrados posible en la huella del escalón, así evitaréis riesgos innecesarios.

Aunque no tiene que ver con la librería, estoy seguro que todos os habéis fijado en la pared naranja rematada con ese precioso teléfono de pared y un magnífico sillón de cuero marrón chocolate. En mi opinión, un contrapunto genial que le da profundidad a la estancia. Además, el color sigue por la escalera, contrastando con el blanco de la estructura y aumentando su ligereza.

En Decoesfera | Una librería diferente

Una buena idea: una librería en la escalera

Categories: Baño Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.