Un árbol de Navidad inverso
Un árbol de Navidad inverso

Un árbol de Navidad inverso

No, no me he olvidado de darle la vuelta a la foto, eso mismo pensé yo la primera vez que vi la imagen en el catálogo del fabricante… ¡Vaya, se han despistado y se les ha quedado la foto girada! Pero luego me fijé en la base y en el nombre, árbol de Navidad boca abajo y me di cuenta de que era así, un árbol inverso, del revés… Y digo yo, ¿ahora donde vamos a colocar la estrella?

Pues aunque no lo creáis por lo visto este árbol tiene ventajas con respecto a los tradicionales, sobre todo a la hora de colocar los adornos, seguro que os ha pasado un montón de veces que las bolas se os enganchan en las ramas y que colocáis un montón de ellas pero que quedan escondidas entre el verde del árbol y casi no se ven, pues bien, ahora eso obviamente no sucederá las bolas colgarán hacia donde el árbol va estrechando, ya no tropezarán con él.

Y otra ventaja más, tenemos mucho más sitio libre para colocar las cajas de los regalos, si en casa Papá Noel o los Reyes Magos tienen costumbre de dejarlos bajo el árbol, otros años se habrán encontrado con problemas de espacio, en la mía acababan apareciendo en el sofá o en la mesa de comedor… Con este árbol si que podemos dejar los regalos exactamente debajo de él, para ser más concretos junto a la punta, justo donde yo quería colocar la estrella. En fin, una curiosidad más, sobre gustos no hay nada escrito.

Más información | Treetopía
En Decoesfera | Treetopía, árboles de Navidad con mucho color

Un árbol de Navidad inverso