Un Iglu Esquimal

Un Iglu Esquimal
El pueblo esquimal es uno o el que mejor se ha adaptado a los lugares más inhóspitos del planeta, con temperaturas de hasta 50º bajo cero, viviendo en un lugar que aparentemente no hay nada que comer.

El iglú esquimal, era la vivienda que usan los esquimales durante el invierno, ellos mismos la construían con bloque de hielo o sea nieve congelada, de caras rectangulares. La forma era circular y la iban achicando hacia adentro, así no necesitaban ponerle techo, por dentro la revestían con nieve desmenuzada para que quedara más resistente.
El iglú forma parte de su tradición y aún los construyen cuando salen a cazar y para abrigarse cuando realizan travesías.
La construcción la realizan en pocas horas, porque todo el grupo colabora.
Las mujeres son las encargadas del trabajo con las pieles y de la decoración del hogar.
Lo decoraban con símbolos religiosos y figuras de animales.
Con las pieles no sólo hacen vestimentas y calzado, sino que decoran las paredes y les sirve para abrigar sus camas.
Las lámparas para alumbrarse funcionan con aceite de foca y son muy hermosas.

El pueblo esquimal tiene tiempo y lugar para realizar bellísimas esculturas, las hacen con el material que tienen a mano, como los huesos, piedras, marfil, el asta de los renos, y otros. Antes se inclinaban más sobre lo geométrico, pero actualmente representan  las manifestaciones cotidianas, como la caza, los distintos animales de la región, y es asombroso lo perfectas y bellas que son las esculturas.
También realizan con esos materiales, cuchillos, agujas, peines, botones, flechas, cajas para los arpones, hebillas, y recipientes esculpidos, para utilizarlos y para la decoración del iglú.
En algunas zonas practican la pintura, realizando máscaras con la que decoran su iglú.