Un felpudo-báscula chivato y acusica
Un felpudo-báscula chivato y acusica

Un felpudo-báscula chivato y acusica

Chivato, acusica la rabia te pica. Un soniquete que no escuchaba hace años, pero que cuando he visto este felpudo chivato tan puñetero, me ha venido de inmediato a la cabeza. Utilizado como felpudo es un artilugio maligno que obliga a nuestros invitados a retratarse en cuestiones de peso antes de acceder a nuestra casa. Que hay que tener mala leche para hacerles pasar ese trago… Quizá haya invitados que lo reciban bien, y así, cuando les invitemos a comer, podrán pesarse a la entrada y a la salida, sabiendo al momento cuantos gramos han ganado tras probar nuestra exquisita fabada.

Pero se le pueden sacar otros usos más privados, y colocarlo no fuera, sino dentro de la casa y así, mientras nos pesamos en privado para controlar el crecimiento de nuestras lorzas, podemos adecentar las suelas nuestros zapatos, que nunca se sabe el peso que se puede acumular en las tapas después de un paseo por el parque.

En realidad es un invento divertido diseñado por Emilio Alarcón para Curiosite, y su intención no es la de ofender ni molestar, sino intentar que el peso corporal deje de ser un tabú del que nadie quiere hablar.

Vía | Regalos Originales
Más información | Curiosite
En Decoesfera | Hogar geek. Decoración para internautas

Un felpudo-báscula chivato y acusica