Un escurridor divertido
Un escurridor divertido

Un escurridor divertido

Hay una gran verdad en la vida de toda cocina: los platos que se lavan deben de escurrirse antes de colocarse de nuevo. ¿Por qué renunciar a marcar tu toque personal en el escurridor? Hoy os presento Dish Bunny, un escurridor de lo más divertido que hará más llevadera una de las tareas más desagradecidas de la cocina.

Su precio es de 18.50 euros y está fabricado en metal recubierto de plástico.

Más información | Dutch by Design
Vía | Apartment Therapy

Un escurridor divertido