Un escritorio “colgante”

Un escritorio “colgante”
Si tienes un piso pequeño y deseas poder ahorrar el máximo de espacio sin que te falte de nada en cuestiones de decoración o mobiliario quizás una buena idea sea la de contar con un escritorio “colgante” como este.

Una bonita y original zona de trabajo desde la que podremos trabajar o estudiar, estando además en el salón o habitación sin que tengamos que utilizar mucho espacio, ya que se trata de un escritorio que queda pegado a la pared como si se tratara de una estantería.
De este modo, nos ahorramos la mesa con cuatro patas, que hace que ocupe demasiado espacio y que permite el que podamos tenerlo todo más recogido.
Además este que os mostramos en la imágen permite desplegar una madera secundaria para poder trabajar con un ordenador, que al acabar de utilizarla podemos volver a plegar y de este modo convertir este rincón en un espacio funcional y que pasará desapercibido.