Un gran código de barras en la pared
Un gran código de barras en la pared

Un gran código de barras en la pared

Desde que hace años el código de barras entró en nuestras vidas para marcar prácticamente todos los productos a la venta, no han sido pocas las ocasiones en que hemos visto estas rayas irregulares utilizadas como recurso decorativo. Enmarcados en cuadros, luciendo una fecha especial sobre las líneas, plasmados en vinilos originales… y ahora vemos como se puede empapelar toda una pared, creando un rincón decorado con un gigantesco código de barras.

Este tipo de papeles pintados pueden resultar demasiado agobiantes o teatrales si se utilizan para cubrir una habitación entera; las barras que recorren la pared de arriba a abajo pueden terminar resultando una broma pesada si no se dosifican con mesura. En la imagen podemos apreciar un recibidor decorado de esta manera, con equilibrio y acierto, pues solo se ha colocado papel en una esquina, dejando que la blanca columna lo corte y suavice, y colocando un estante grueso que rompe con la línea vertical.

La forma de abordar la decoración de este rincón resulta muy acertada, limitando los elementos decorativos a varios detalles bien estudiados que se posan exclusivamente sobre el estante. Un buen ejemplo de cómo utilizar un recurso original y moderno sin recurrir al abigarramiento o el exceso, denotando carácter y personalidad, y con un gran sentido del equilibrio.

Vía | x4Duros
En Decoesfera | Buy me, los CD en un código de barras

Un gran código de barras en la pared