Un columpio para el comedor
Un columpio para el comedor

Un columpio para el comedor

Os confieso que no dediqué ni un segundo a pensar si esta era una buena o mala idea. Supongo que a muchos os parecerá de locos poner un columpio en medio del comedor, y aún más utilizarlo como asiento junto a la mesa, pero hoy tengo el día soñador y sufro una regresión al mundo infantil, ese en el que no hay normas que valgan y solo importa aquello que nace de nuestra imaginación.

Tomémoslo pues como un juego, una travesura a la hora de decorar y recibir invitados, una oportunidad de mecernos mientras contemplamos a nuestra familia comer. O como un ardid decorativo más que nos distinga de los demás y dibuje una mueca de asombro al contemplarlo. Una sencilla pieza de madera sujeta por unas gruesas cuerdas anudadas, pende de un techo alto, muy alto, ofreciendo una forma diferente de sentarse a la mesa.

Las dimensiones de la casa lo permiten, y la mesa actúa de elemento disuasorio por si a alguien le da por intentar volteretas arriesgadas. ¿Cómodo? En absoluto. ¿Práctico? Para nada. ¿Original? Absolutamente. Si me hubiera pillado con diez años…

Vía | Vintage&Chic
Más información| Desire to Inspire
En Decoesfera | Puertas abiertas. Una encimera de baño suspendida

Un columpio para el comedor