Inicio > Decoracion > Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (II)

Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (II)

lunes, 12 de septiembre de 2011 Dejar un comentario Ir a comentarios

You might also like

Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (III)
Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (III)Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (III) La mejor...
Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (I)
Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (I)Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (I) Le has puesto...
Cultivar hierbas aromáticas en casa
Cultivar hierbas aromáticas en casaCultivar hierbas aromáticas en casa Una solución para quienes...
Recicladecoración: usa cajas de té para plantar tus hierbas aromáticas
Recicladecoración: usa cajas de té para plantar tus hierbas aromáticasRecicladecoración: usa cajas...

Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (II)
Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (II)

Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (II)

Una vez ya hemos localizado nuestras malas hierbas y las hemos identificado, llega el momento de acabar con ellas. No nos cansaremos de repetir que es fundamental la prevención, pero una vez ya las tenemos, hay que remangarse la camisa y ponerse manos a la obra para que no nos estropeen el jardín.

Las malas hierbas anuales se pueden eliminar fácilmente con una azada o con una desbrozadora mecánica de hilo (atención a la protección de los ojos y de las mangas, que este tipo de maquinaria puede lanzar las hierbas a toda velocidad causando heridas). Para arrancarlas más fácilmente, te recomendamos que riegues la zona un poquito antes de ponerte a trabajar. Intenta por todos los medios utilizar herbicida porque a la larga estos productos se filtran y son altamente contaminantes.

Las plantas perennes son más problemáticas de erradicar porque sus partes reproductivas permanecen bajo tierra y resurgen varias veces dentro de la misma temporada. La única opción que os queda es la resignación e ir arrancándolas cada vez que broten porque, poco a poco, el terreno va quedando limpio. En este caso es más normal el uso de herbicidas, aunque los más radicales acaban tanto con las malas como con las buenas hierbas.

El herbicida más común es el glifosato que envenena la planta entera si se rocía sobre las hojas. Si te decides por emplear este producto químico, tienes que tener cuidado para no envenenar las hierbas que te sirvan, y tienes que tener en cuenta que es más eficaz si se rocía sobre las plantas más jóvenes. En caso de que la planta esté desarrollada, tendrás que repetir el proceso, por lo que nuestro consejo es que arranques a mano la planta y que la rocíes cuando rebrote. No utilices herbicidas si va a llover, porque el glifosato acabaría por el suelo. En cualquier caso, lo más recomendable es que acudas a tu tienda habitual y les cuentes qué tipo de plantas quieres eliminar.

Vía | MSN Hogar
Imagen vía | Desire to inspire
En Decoesfera | Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (I)
En Decoesfera | Jardín
En Decoesfera | Especial Verano 2008

Tu enemigo del verano: Las malas hierbas (II)

Categories: Decoracion Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.