Regar las plantas en vacaciones II
Regar las plantas en vacaciones II

Regar las plantas en vacaciones II

Si antes os comentábamos cómo regar las plantas para que aguantaran durante una semana sin vuestros cuidados, hoy os vamos a enseñar varios truquillos que harán que vuestras amigas verdes sobrevivan aunque no hayáis conseguido sobornar a ningún vecino para que os las riegue.

Acolchado: Cubre la tierra con cortezas, con grava o con piedrecitas o guijarros, para que la humedad se conserve durante más tiempo.

Cordón de riego: Introduce una tira de tela de algodón en la tierra de la maceta y el otro extremo en un cubo o en una botella con agua. La planta absorberá el agua según se vaya secando la tierra a través del cordón. Este sistema permite que una planta mediana sobreviva hasta un mes con dos litros de agua.

Bolsa de plástico que conserva la humedad: Permite que la planta aguante hasta 10 días sin regar. Tienes que cubrir la planta con una bolsa de plástico evitando que toque las partes verdes y las flores (necesitarás poner unos palos o alambres que sostengan la estructura). A continuación, haz varios agujeros para que la planta respire. Para retirar la bolsa, lo primero que tienes que hacer es abrirla y dejar a la planta reposar varios días sin moverla para que se aclimate a las nuevas características ambientales.

Gota a gota casero: Llena una botella de plástico con agua (pon una cantidad razonable en función del tiempo que vas a estar fuera), tápala y haz un agujero en el tapón. Dale la vuelta y clávala en la tierra para que, poco a poco, vaya cogiendo el agua que necesita. Existen en el mercado dosificadores para adaptar mejor este sistema, pero para un “apaño” rápido, os vale.

En Decoesfera | Regar las plantas en Vacaciones I
En Decoesfera | Especial verano 2008

Regar las plantas en vacaciones II