Inicio > Decoracion > Puertas abiertas: un piso retro lleno de color

Puertas abiertas: un piso retro lleno de color

viernes, 2 de septiembre de 2011 Dejar un comentario Ir a comentarios

You might also like

Teléfonos retro
Teléfonos retroTeléfonos retroTeléfonos retro...
Puertas abiertas: un dormitorio con mucha personalidad
Puertas abiertas: un dormitorio con mucha personalidadPuertas abiertas: un dormitorio con mucha personalidadSi...
Clorofillaaqua: paragüero lleno de color
Clorofillaaqua: paragüero lleno de colorClorofillaaqua: paragüero lleno de color En Decoestilo han...
Puertas abiertas: una cocina ecléctica
Puertas abiertas: una cocina eclécticaPuertas abiertas: una cocina ecléctica Me encantan las cocinas,...

Puertas abiertas: un piso retro lleno de color
Puertas abiertas: un piso retro lleno de color

Puertas abiertas: un piso retro lleno de color

Tengo la sensación de que los apartamentos coloridos que vemos ahora son una consecuencia directa de la introducción de Ikea en nuestros hogares porque las casas de mi niñez tenían menos colores. En el piso que os enseño hoy, no obstante, no hay muchos muebles de la casa sueca, aunque a mí sus ambientes me recuerdan a los de Ikea con algo más de presupuesto.

En el salón que tenéis sobre estas líneas, la pieza de mobiliario que más me gusta es el sofá verde de aire retro. Observad cómo en vez de una mesa de centro grande han escogido poner dos mesas pequeñas y cómo el aparador se ha convertido en un mueble blanco flotante para evitar hacer más pequeño el espacio del que disponen en el salón.

Creo que la alfombra es una apuesta demasiado arriesgada en este ambiente, ya que con tanto colorido a mí me terminaría cansando. Opino que para colores ya tienen bastante con los cuadros que se ven en la pared (y por toda la casa, como veréis en el resto de las fotos) y yo habría optado por una alfombra más lisa.

Aquí tenéis el comedor, que está presidido por una mesa de cristal. Más allá de si os gustan o no este tipo de mesas, he de decir que para mí ha sido un acierto ya que permite a la persona que llega a ese ambiente fijar toda su atención en los cuadros que hay en la pared. Las sillas Panton, como ya he dicho en otra ocasión, me aburren un montón porque se han convertido en el tópico de todos aquellos que quieren crear un ambiente retro-moderno y no me convencen en absoluto, aunque el color está muy bien elegido en combinación con los cuadros.

La repisa que veíais en la imagen anterior es la barra que da paso al ambiente de la cocina en el que la pared blanca se combina con unas teselas amarillas más fáciles de limpiar para una zona que sufre la acumulación de grasa de cocinar. Observad cómo aquí tenemos también los cuadros abstractos, esta vez sobre los muebles de cocina para que estén a salvo de las agresiones externas y cómo se ha mantenido el estilo del resto de la casa con la única concesión del microondas que no es muy retro.

En el dormitorio infantil se ha elegido una alfombra muy similar a la de la zona de tertulia del salón y, junto con la cuna, se ha colocado un sofá retro que me gusta un montón. Aquí también hay numerosos cuadros en la pared aunque imagino que cuando el niño de la cuna crezca tendrán que ser sustituidos por muñecos para que pueda entretenerse.

Lo que más me llama la atención del dormitorio infantil es la puerta deslizante de cristal esmerilado, tal vez para que el pasillo reciba la luz de la ventana de este cuarto o tal vez para tener “controlado” al peque mientras crezca.

Observad cómo se han usado puertas de cristal en todo el pasillo para que la luz de las ventanas de las diferentes habitaciones iluminen esta zona de paso. Las lámparas del techo me recuerdan un montón a unas que había en casa de mi abuela, así que imagino que también son retro pero no podría asegurarlo.

Ved la manera en la que se han colocado aquí los cuadros, llenando las paredes hasta arriba, ¡incluso encima de las puertas de las diferentes habitaciones! Fijaos que en esta casa han elegido poner los libros en el suelo en vez de en estanterías. Para mí esto es un gran fallo ya que con un bebé que empieza a andar lo más probable es que los padres pasen más tiempo apilando libros que leyéndolos y no me acaban de convencer como elemento decorativo.

En resumen, esta casa me resulta simpática aunque yo habría puesto menos cuadros por todas partes o al menos cuadros diferentes para hacerlo más interesante. No obstante, me gusta un montón cómo la personalidad de los dueños de este piso se puede apreciar en todas las habitaciones, desde el salón a los baños y cómo todos los espacios son coherentes con el resto.

Galería de fotos(Haz click en una imagen para ampliarla)

Imágenes vía | Apartment Therapy
En Decoesfera | Puertas abiertas: el apartamento de Swissmiss en Brooklin

Puertas abiertas: un piso retro lleno de color

Categories: Decoracion Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.