Inicio > Decoracion > Puertas abiertas: un dormitorio simple en púrpura y gris

Puertas abiertas: un dormitorio simple en púrpura y gris

Sábado, 3 de septiembre de 2011 Dejar un comentario Ir a comentarios

You might also like

Puertas abiertas: un dormitorio con mucha personalidad
Puertas abiertas: un dormitorio con mucha personalidadPuertas abiertas: un dormitorio con mucha personalidadSi...
Puertas abiertas: un dormitorio con vistas
Puertas abiertas: un dormitorio con vistasPuertas abiertas: un dormitorio con vistas Hemos dicho muchas...
Puertas abiertas: un dormitorio de un viajero
Puertas abiertas: un dormitorio de un viajeroPuertas abiertas: un dormitorio de un viajero Lo ecléctico...
Puertas abiertas: el dormitorio de un futuro astronauta
Puertas abiertas: el dormitorio de un futuro astronautaPuertas abiertas: el dormitorio de un futuro astronauta Los...

Puertas abiertas: un dormitorio simple en púrpura y gris
Puertas abiertas: un dormitorio simple en púrpura y gris

Puertas abiertas: un dormitorio simple en púrpura y gris

La maestría en decoración se demuestra en gran manera en esos espacios casi desnudos que resultan mucho más efectivos de esta manera, y que si se adornaran hasta el extremo, resultarían vulgares, amén de recargados. La imagen que ilustra este post es un buen ejemplo de ello. Una pared desnuda, pintada en gris, que hace las veces de gran cabecero para la cama. Esta luce una lencería también sencilla, con un tono más oscuro de gris.

El punto de inflexión lo ponen los almohadones gigantes en color púrpura que enmarcan la cama, y los grandes flexos de acento vintage, que nacen como finos robots en ambos extremos de la pared. De esta manera, la pared dista mucho de pasar desapercibida aún estando desprovista de todo ornato.

La cama aparece sobre una tarima que a su vez funciona como soporte para libros y revistas. Más lejos, en el límite de la tarima, vemos una mesilla de madera de una sola pieza que aporta un acento natural, presente también en las vigas del techo. El conjunto resulta muy relajante, la ausencia de adornos superfluos engrandece el ambiente, que invita al relax.

Para reproducir un espacio parecido, hay que tener en cuenta la altura del techo, casi una exigencia; la importancia de las piezas (no vale con un flexo cualquiera), siendo recomendable una visita a rastros o mercadillos de viejo, y el uso de materiales naturales en la ropa de cama, con preferencia por el lino.

Vía | Vintage & Chic
En Decoesfera | Puertas abiertas: un dormitorio con mucha personalidad

Puertas abiertas: un dormitorio simple en púrpura y gris

Categories: Decoracion Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.