Plantas de interior: Potos
Plantas de interior: Potos

Plantas de interior: Potos

Siguiendo con las plantas de interior le toca el turno a otra de las más habituales en nuestras casas, los potos.

Es raro verla tanto ya que aunque no lo parezca es una planta que requiere muchos cuidados, pero claro, los compensa ya que aunque carece de floración tiene unas hojas coloridas muy llamativas.

Cuidados:

Luz:Para que sus hojas estén perfectas necesitan estar en un lugar muy luminoso, aunque sin sol directo. Cunado las ponemos en un lugar con sol directo palidecen y con poca luz pierden el color amarillo, o sea, que es una planta muy exigente, en el sentido de que se nota en seguida cunado no cubrimos todas sus necesidades.

Riego: No hay que regarla mucho, de hecho cunado se hace amarillea, es mejor regar pocas veces, dejar que se seque entre riego y riego y utilizar poca agua.

Suelo: En cuando al suelo también es muy exigente, sobre todo en lo referente a los abonos, en verano necesita que se abone cada 15 días aproximadamente, y de hecho, desde que le falta hierro sus hojas amarillean.

Temperatura: No e smuy adecuada para todos los puntos de nuestra geogradía porque lleva muy mal el frío, la temperatura no debería bajar de los 10 grados. Lo ideal es mantenerla entre los 15 y 20 grado, sin embargo también necesita agua en las hojas para que no se queden amarillas con el calor, pulveriza algo de agua los días más calurosos sobre sus hojas, te lo agradecerá.

Sugerencias de decoración:

Se trata de una planta con unas hojas muy llamativa y de pequeño tamaño, por la combinación que forman el amarillo y el verde queda muy bien en cocinas espaciosas, también en terrazas y pasillos, donde puede aportar un toque de color.

Plantas de interior: Potos