Moon una cama y seis posibles acabados
Moon una cama y seis posibles acabados

Moon una cama y seis posibles acabados

La cama es sin duda uno de los muebles más importantes de la casa, por no decir el más importante, entre el sofá y la cama no sé por cual decidirme… Pero sea como sea ambos son cruciales, tanto en diseño como en confort, tienen gran protagonismo en dormitorio y salón respectivamente y pasamos en ellos gran parte de nuestro tiempo, así que la elección de cada uno es fundamental.

Vamos a centrarnos hoy en la cama, me he fijado en un modelo del catálogo de Poliform, la cama Moon, un diseño de Carlo Colombo, una cama muy actual, sin madera a la vista, con estructura íntegramente tapizada y el cabecero integrado, se proponen para ella varios acabados, tanto en el tapizado como en los complementos textiles sobre el colchón, edredón, cojines, mantas… Veamos las diferentes opciones a ver cual es la que más nos gusta.

Habíamos visto en la primera imagen textiles en azul sobre tapizado blanco, una propuesta muy veraniega y muy actual, recordemos que este es el año del color turquesa, aunque reconozco que tengo cierta desconfianza con respecto al blanco en el tapizado, todos sabemos que es muy manchadizo y si que es lavable y demás pero siempre se acaba poniendo muy feo, así que yo creo que lo descartaría por una cuestión práctica.

La segunda propuesta con la estructura en un estampado blanco y negro es la más atrevida de las seis, tiene la ventaja de la originalidad, no es frecuente ver camas con estructuras estampadas, pero el inconveniente de que puede cansar pronto y tendríamos que retapizar, si uno tiene una colcha llamativa, es más fácil cambiarla o variar de vez en cuando pero con el tapizado los cambios son más complicados, así que aunque la idea no me disgusta, creo que no me atrevería.

Y volvemos con el blanco, en esta ocasión en todo, base y textiles, a excepción de unas mantas en marrón y turquesa para dar una nota de color, la verdad es que me encanta, el blanco es color de pureza, limpieza… es luminoso, ligero… pero el problema que le veo es el que os comentaba antes, si la cama tiene mucho uso todos sabemos que en no mucho tiempo el blanco acabará perdiendo su brillo.

Conste que yo utilizo colcha de verano en blanco, pero es sólo la colcha, por lo que no suele tener contacto directo con el cuerpo y además la utilizo sólo tres meses al año el resto del tiempo nórdico con funda… La verdad es que la cama en blanco en verano da una sensación de frescor y claridad en el dormitorio que me parece genial, pero obliga a tener cuidado con los textiles para que no se estropeen.

Y pasamos ya a las propuestas más prácticas, bases más oscuras en tonos grises o marrones de mayor o menor claridad pero mucho más sufridas y textiles diversos para combinar, esta primera en tonos de gris y lila me encanta, incluye también su parte en blanco en las sábanas y ahí si que no me preocupa que se lavan y se cambian siempre que sea necesario, tal vez los tonos son un poco serios, pero siempre se puede dar al dormitorio un toque más alegre con las lámparas o las alfombras por ejemplo.

Además el dormitorio en el fondo es un lugar para el descanso, aunque yo siempre incluyo algún detalle en colores cálidos porque soy muy friolera y necesito la sensación sobre todo de los colores de la gama del naranja, también reconozco que para dormir no se necesitan colores muy intensos, al contrario tonos suaves que inviten al relax y a la desconexión.

Además siempre que queramos darle un toque de color alegre a una cama oscura está el detalle de la manta a los pies como estupenda alternativa, turquesa la que vemos sobre estas líneas, la cama es un detalle decorativo en verano, pero que muchas veces se agradece cuando las noches se enfrían y la tenemos tan a mano, se puede cambiar siempre que se quiera, incluso podemos tener unas cuantas para variar de cuando en vez.

Como decíamos este año es el color del turquesa, y más ahora en verano que es el color del mar, pero bien puede servir, verde, granate, naranja, rojo… Además con esta cama en gris y negro combina todo, posiblemente para mi de las que hemos visto hasta ahora la mejor elección.

Finalmente esta última propuesta de un dormitorio sepia, estructura de la cama en color arena, complementos en blanco y tonos de la gama del marrón… Únicamente rompe un poco la monotonía el detalle de las rayas en la colcha, yo lo veo muy elegante pero un poco aburrido, quizá para un hotel sí que me gusta, pero para casa… No me transmite sensación de hogar.

Resumiendo y después de haber analizado todas las propuestas, descartado el blanco porque se estropea antes y el estampado porque podría cansar, yo me quedo con estructura en gris o marrón, sábanas en blanco y un toque de color con la manta que no falte, así que voto por la cama de la quinta propuesta, y vosotros… ¿Cual elegís?

Más información | Poliform
En Decoesfera | Camas de diferentes colores

Moon una cama y seis posibles acabados