Los techos y sus formas

Los techos y sus formas
Los techos tienen muchas formas diferentes. Las casas tienen techos a dos aguas, a cuatro aguas, buhardilla, abuhardillado, planos, y más. Muchas casas combinan los tipos de cubiertas en un mismo techo. Es muy común, por ejemplo, ver un tejado a cuatro aguas con buhardillas a dos aguas.

La forma del techo es uno de los factores clave en el diseño de la arquitectura de una casa y por consiguiente incide en el precio de la construcción final, cuanto más difícil de construir sea, más caro será. Por ejemplo, los techos planos, los cobertizos, y en algunos casos los techos a dos aguas tienden a ser relativamente económicos para construir.
Los techos abuhardillados; ofrecen más altura en las habitaciones del ático.
La estructura interna del techo puede ser simple o compleja, dependiendo del techo, el número de aguas del mismo aportan mucho a la complejidad de la estructura.
Lo más importante es que el techo en si mismo logre una perfecta aislación para no tener que recurrir a membranas y gastos extras.