La técnica del catapesta

La técnica del catapesta
La técnica de la cartapesta es tan antigua como la invención del papel. Permite crear cualquier tipo de formas con materiales económicos o de descarte como cartón, papel, botellas, etc.

La base de la cartapesta es el papel cortado en tiras parejas a mano siguiendo siempre una misma dirección.
Para pegar el papel es importante pegar con engrudo, no importa si es casero o comprado. Elegir un objeto donde se va a realizar la cartapesta, por ejemplo una caja de cartón. Ubicar uno al lado de otro superponiéndolos un poco entre sí. Una vez cubierta la caja se habrá completado una mano de cartapesta, es necesario como mínimo cinco o seis capas para otorgarle firmeza al trabajo.
Una vez seca las capas pintar con enduido plástico, este material dará a las piezas un acabado perfecto, cubriendo imperfecciones, grietas o fisuras. Dejar secar y lijar. La caja ya está lista para pintar y decorar a gusto.
No olvidar que el secreto de la cartapesta incide en la clase y en el corte del papel, como se pega y como se colocan los recortes engomados.