Integra tu panel de corcho con pintura
Integra tu panel de corcho con pintura

Integra tu panel de corcho con pintura

Hace pocos días Patch nos hacía partícipes de su decisión de volver al panel de corcho, un elemento clásico pero en ocasiones difícil de integrar, y nos enumeraba las ventajas de tenerlo a mano en nuestro lugar de trabajo. Son muchas las evoluciones que este elemento ha sufrido para adaptarse a la decoración más moderna: paneles de cristal, metálicos, imantados, tapizados… pero no hay nada como traspasar una chincheta contra un papel y escuchar el ruido que produce el corcho bajo la presión del pincho.

Yo también sucumbí al criterio estético durante un tiempo, pero terminé rescatando mi enorme panel del trastero y busqué la manera de que no desentonara en mi escritorio. La solución no pudo ser más sencilla: pintarlo con la misma pintura que la pared.

De esta manera se puede disponer de un panel realmente grande sin que la vista se vuelva irremediablemente hacia él, dejando que sean las notas, fotos y objetos que lo pueblan los que destaquen sobre el fondo.

El corcho absorbe bien la pintura, por lo que es conveniente cubrirlo con una primera capa de selladora para después aplicar la pintura con el tono escogido para la ocasión.

Como veis en la imagen, ahora tanto la pared como el panel lucen un tono violeta claro, casi blanco. Pero está entre mis prioridades pintar la pared de un tono más intenso. Por supuesto, el panel seguirá ahí y se cubrirá del mismo color, como un camaleón.

En Decoesfera | Por qué hacer un hueco para poner un panel de corcho

Integra tu panel de corcho con pintura