Glossy Lipstick un sofá diferente
Glossy Lipstick un sofá diferente

Glossy Lipstick un sofá diferente

Una gominola, lo primero que me ha venido a la cabeza al verlo es que este sofá parece una gominola gigante, o una gran pieza de gelatina a punto de ponerse a temblar. El sofá Gossy Lipstick es tan diferente que dan ganas de tocarlo, de intentar hundir la mano en su superficie para comprobar su tacto. Su forma recuerda a unos labios, en una cierta reinterpretación del famoso Sofá de Labios de Mae West creado por Salvador Dalí en 1937.

Pero va más allá de los tópicos y voluptuosos labios rojos pintados de carmín, esta pieza está hecha de vidrio, lexan (resina de policarbonato) y silicona, materiales que le dan un aspecto único y sensual. El color púrpura no hace sino resaltar estas características.

Diseñado por Andrea Fino y Samanta Snidarola para Sand & Birch, solo se han producido seis piezas en edición limitada, lo que nos da una ligera pista sobre su precio, que desconocemos, pero que seguro es muy elevado. Desde luego no es un sofá para tirarse encima a ver la tele, más bien una pieza de impacto para un espacio muy exclusivo, en el que pueda lucir como una escultura.

Vía | Monkeyzen
Más información | Sand & Birch
En Decoesfera | DNA11: tus labios, tu decoración

Glossy Lipstick un sofá diferente