Fisgón un sujetalibros muy curioso
Fisgón un sujetalibros muy curioso

Fisgón un sujetalibros muy curioso

Con la cantidad de modelos diferentes de sujetalibros que existen se podría montar una tienda dedicada exclusivamente ello, los hay de todo tipo, desde algunos muy truculentos para Halloween hasta otros muy exclusivos para los amantes de Apple, pero por muy raros que puedan llegar a ser, ninguno llegaría a ser tan curioso como Fisgón, un sujetalibros la mar de cotilla.

Fabricado artesanalmente en Galicia por Suso Rojo, es ideal para colocarlo en alguna estantería con vistas —para que tenga que curiosear— y que además sea muy visible, para que no pase desapercibido por tus visitas.

Hay modelos para todos los gustos, pues está disponible en diferentes posturas, colores, tamaños y sexo. El fisgón de la imagen cuesta 27 euros y mide trece centímetros de ancho, ocho de alto y nuevo de fondo, aunque también hay otro más pequeño y económico.

Si echas de menos a esa vecina que se asomaba a la ventana al oírte llegar a casa o las mirillas que se abrían al subir por la escalera, no lo dudes un instante, pon un Fisgón en tu vida, promete no quitarte el ojo de encima.

Vía | Compradicción
Más información | Tengo cuerda para rato
En Decoesfera | Hold on tight, una estantería con sujetalibros regulable

Fisgón un sujetalibros muy curioso