Especial Seguriad en el Hogar: La cocina
Especial Seguriad en el Hogar: La cocina

Especial Seguriad en el Hogar: La cocina

Si encendemos la tele vemos muchísimos anuncios intentando prevenir accidentes de tráfico, o laborales, pero lo cierto es que el trabajo y la carretera no son los únicos sitios donde pueden producirse estos.

Nuestro hogar también es una buena fuente de visitas a los centros de salud, y aunque los accidentes no suelen ser tan graves como los que ocurren en los centros de trabajo o en la carrera lo cierto es que puede ser un lugar peligroso sobre todo para ciertas poblaciones de riesgo como son los niños o los ancianos. Así por ejemplo tienen lugar muchos accidentes en la cocina (cortes, quemaduras,…), con aparatos eléctricos, en el baño (debido a intoxicaciones o caidas), o en las escaleras.

Por eso hemos decidido hacer un pequeño especial dividido en tres secciones:

en primer lugar hablaremos de cada una de las habitaciones de nuestra casa: los peligros potenciales con los que nos solemos encontrar, los accidentes más habituales y las medidas de precaución más efectivas

en segundo lugar hablaremos de medidas de seguridad más generales como aquellas para proteger los enchufes o las piscinas

y en tercer lugar de as medidas de seguridad que podemos tomar en nuestras casas para protegernos de otro tipo de amenazas: como alarmas o sistemas de vigilancia.

Para empezar con la primera sección nada mejor que la cocina, el lugar donde tienen lugar la mayor parte de los accidentes caseros, frecuentemente debidos a:

intoxicaciones

cortes

caidas

quemaduras

problemas con aparatos eléctricos

Estas son las causas de accidentes más comunes, ¿por qué? pues porque en la cocina encontramos muchos peligros potenciales. por ejemplo:

mientras hacemos la comida no ponemos lasuficiente atención, muchos de nosotros nos despistamos y dejamos cosas al fuego, es algo que no podemos evitar, es imposible estar atentos a todosdefectos en la instalación de gas pueden causar intoxicaciones

En la cocina abundan artículos que pueden dañarnos como cuchilos, agua hirviendo, artículos de limpieza,…

los niños: serán una tónica habitual en todo este especial, y es que los riesgos para ellos son superiores a los que sufrimos otros miembros de la familia, al igual que es imposible estar atento a todo en nuestra cocina en muchas ocasiones es imposible estar todo lo atentos que deberíamos a los niños, y por tanto pueden quemarse, o cortarse con más facilidad

¿Cómo evitar estos peligros? Pues con sencillas normas de seguridad que puede que en un principio nos cueste adoptar pero que con el tiempo se convertirán en hábitos, por ejemplo:

apaga siempre los electrodomésticos después de cada uso, si puedes desenchufarlos mejor que mejor

procura que tus instalaciones estén siempre en perfecto estado haciendo las revisiones periódicas

si tienes artículos en la cocina como productos de limpieza o artículos cortantes que puedan causar accidentes procura tener esos cajones cerrados con llave o lo suficientemente alejados para que los niños no tengan acceso

los platos calientes, fuegos, agua hirviendo y alimentos que se estén cocinando deben estar siempre fuera del alcance de los niños, o si no es posible que los niños permanezcan fuera de la cocina cuando estos estén encima

busca siempre productos con cierres de seguridad

intenta tener bien clasificados los espacios para evitar confusiones tanto de niños como de gente mayor, por ejemplo no pongas botellas de bebidas alcóholicas con refrescos o detergentes

procura que los objetos o productos que puedan buscar tus hijos y nos ean peligrosos como los chocolates estén a su alcance, así no se subirán a sillas o a la cocina para poder alcanzarlos con las consecuentes caidas

procura no tener productos inflamables en la cocina

educa a tus hijos y enséñales lo que no deben tocar y lo que pueden coger

procura tener siempre un botiquín a mano

etiqueta con dibujos, sobre todo si tienes gente mayor o niños que no saben leer aún en casa para que identifiquen productos peligrosos

Especial Seguriad en el Hogar: La cocina