Encuesta sobre taxidermia y decoración. Resultados y conclusiones
Encuesta sobre taxidermia y decoración. Resultados y conclusiones

Encuesta sobre taxidermia y decoración. Resultados y conclusiones

Cuando hace una semana lanzábamos la encuesta sobre el uso decorativo de animales disecados no sospechábamos ni de lejos que esta fuera a tener un participación tan intensa. Muchos han sido los lectores que han votado sobre el tema, y los resultados han sido aplastantes; no creo que ninguna de las encuestas hasta ahora realizadas en este blog hayan recibido una respuesta tan unánime, resultando el no nunca, la opción más escogida, ganando sobre todas las demás por un rotundo 90%.

Para un 5% de los lectores que han votado, el asunto es indiferente, mientras que hay casi un empate entre a quienes les gustaría tener un animal disecado en casa, un 10%, y los que de hecho ya tienen alguno, un 11%.

Sin embargo parece que este es un tema del que cuesta hablar, ya que los comentarios no han sido demasiado numerosos. Quizá reconocer que se utiliza y ponerlo en palabras públicamente cueste más, ya que se puede crear polémica. Solo una lectora ha reconocido con valentía tener “trofeos” de su pareja, que es cazador, aunque no se puede considerar que sea taxidermia, pues solo se trata de colmillos y cuernos, no la pieza entera.

Ante un resultado tan claro poco queda que comentar, salvo que este es un recurso decorativo apenas utilizado, y casi siempre unido al tema de la caza, más que al de la decoración. Podríamos decir que quien cuelga una cabeza de venado en la pared no pretende decorar una estancia, sino exhibir una pieza como un trofeo.

Para jugar al engaño e integrar las figuras animales en la decoración, siempre nos quedará Shauna Richardson y su Crochetdermy.

En Decoesfera | Taxidermia y decoración. Encuesta

Encuesta sobre taxidermia y decoración. Resultados y conclusiones