El océano en las paredes de casa

El océano en las paredes de casa
Una idea que nos permitirá crear, decorar y al mismo tiempo, porque no, tener un momento terapéutico y de relax encontrándonos con nuestra parte artística.

No por nada la frase tan conocida “el mar se lleva las malas ondas” y las creencias de cuan bien nos predispone y relaja observar el océano. Pues esta es una oportunidad única.
Pintar en la pared  que más nos guste de la casa, nuestro propio océano, reviviendo los corales y especies que más nos gusten, y apoderándonos de un mar del tono que más nos haya impactado al observarlo, más celeste, gris, azul, turquesa, o la perfecta combinación para nuestros ambientes.
Además que una pared contenga este tipo de realización nos permite resaltar con ella toda una idea decorativa y darle vida y presencia al ambiente con la sola pared.
En la imagen se propone un tono azul verdoso profundo y es evidente que este fondo será quién defina el estilo del mural.Otro punto a tener en cuenta es el realismo de las imágenes, es decir si el mural se va a pintar en un salón, living, o la habitación de un adulto; éstas deben ser lo más concretas y reales que se pueda. O en todo caso plasmar algo de estilo más naif que se adapta fácilmente a todas las edades.
Mientras que si realizamos el mural en un ambiente infantil se pueden recrear personajes de dibujos animados (Buscando a Nemo, La Sirenita), historietas, vídeo juegos, dibujos o personajes imaginarios, etc.
Si sentimos que no contamos con la habilidad suficiente para animarnos a realizar la labor, no hay que arrepentirse. Se pueden pintar las cosas que nos animemos y para las que resultan más complejas utilizar vinilos decorativos que los reproduzcan, o conseguir plantillas para pintar, entre muchas otras soluciones. Pero…. nunca pensar que es no se puede hacer.
Vía – Imagen | apartmenttherapy