El despacho de Tamara Falcó
El despacho de Tamara Falcó

El despacho de Tamara Falcó

Hoy hemos tenido sesión de decoración en casa. Una amiga, con esto de la crisis, se ha quedado sin trabajo, y ha decidido dar el paso de montar su propio despacho en casa, así que nos hemos pasado el día entre revistas de decoración y páginas de internet buscando ideas.

Partíamos de poco presupuesto y unos gustos muy modernos, y llegamos a nuevo estilo, donde entre otros muchos despachos nos encontramos con el de Tamara Falcó.

Como he dicho en un principio, partíamos de poco presupuesto, así que no podíamos pensar ni siquiera en las sillas Eros en policarbonato transparente (cuestan sobre 230 euros). Eso sí, nos ha servido para encontrar bastantes ideas, ya que ambas tienen la misma edad y se ve que los mismos gustos por tonos pastel y luminosidad… claro que mi amiga tendrá que conformarse con la versión económica.

Nos han gustado los suelos de madera, quedan muy bien con los colores pastel, y le aportan juventud así como calidez al despacho, además como en principio va a ser un despacho pequeño combinando bien el color de la madera con los pasteles podemos conseguir hacer que parezca una habitación mucho más amplia.

Además podemos encontrar gran variedad de productos y presupuestos, y dependiendo del producto podemos encontrar instalaciones más económicas que en el caso de los suelos de cerámica.

Otra de las cosas que nos ha gustado es lo práctico de cada elemento: sillas, mesas, estanterías y perchero. Nada más es necesario. Todos ellos, salvo en el caso de la mesa (en cristal y negro) con un diseño lleno de color y muy moderno.

El color queda especialmente bien gracias a la gran cantidad de luz que entra por el ventanal. La luz siempre es una ventaja.

En la sala de reuniones todo lo contrario, una ambiente más sobrio, con paredes en colores oscuros, pero también con gran cantidad de luz gracias a los ventanales y un toque moderno que le aporta la mesa gracias a las molduras de sus patas.

Las sillas en este caso también son de Philippe Starck, un modelo llamado Louis Ghost, que cuesta sobre 175 euros. Y que personalmente no es de mis favoritos aunque reconozco que la mezcla entre lo más moderno y lo más clásico está muy de moda.

También en la sala de reuniones podemos ver un sofá en piel en tonos marrones, y los mismos suelos de madera.

Por último, los detalles que al final son también muy importantes aunque estemos hablando de la oficina y no de nuestra casa: flores naturales, ropa, teteras y libros son detalles personales que podemos ver en todas las esquinas.

Galería de fotos(Haz click en una imagen para ampliarla)

Más información | Nuevo Estilo

En Decoesfera | Casas de famosos

El despacho de Tamara Falcó