Dormitorio Rústico

Dormitorio Rústico
El concepto de rústico se origina en el mundo de las personas con bajos recursos que no podían adquirir lo más lujoso para sus ambientes y recurrían a lo más simple. Aquella idea parece no tener fin pues ha afrontado toda clase de épocas y estilos de moda a lo largo del tiempo y pesar de todo, siga viva.

En una habitación con estilo rústico prima el uso de objetos clásicos y artesanos, trabajados con materiales como madera, hierro, barro, entre otros. Cada país tiene un modo propio de ver lo rústico y en el caso de España, la influencia de los árabes se ve claramente por ejemplo en las camas de madera con dosel.
La tapicería y la textilería son otros factores importantes pues lo que se busca es un material natural que sea resistente y de colores no tan cargados. Para esto se prefiere los materiales naturales y vegetales (yute, fibra, algas, entre otros). En cuanto a las cortinas, hay puntos divergentes, mientras unos prefieren el uso de tela suave y clara, otros se inclinan por emplear telas gruesas de colores oscuros para no perder la rusticidad del lugar.