Diseñar un jardín

Diseñar un jardín
Siempre que se quiera empezar a diseñar un jardín hay que pedir orientación a los expertos. Pero después, se debe inclinar por realizar un jardín personalizado, que no sea una copia de otro.
Se debe buscar la armonía, que forme un todo, y no que sea sólo una suma de plantas y objetos.

Las curvas dan sensación de que los jardines son más grandes, pero se pueden combinar con algunas esquinas camufladas.
El césped, es lo que da más trabajo para mantenerlo siempre verde, y con una altura adecuada, muchos lo están cambiando por césped artificial, aunque no es lo mismo.
Después de saber el tiempo que se le puede dedicar, es cuando se eligen los árboles y las plantas que se van a poner.
Si se tiene poco tiempo, hay que buscar árboles, que no precisen mucho mantenimiento. Se debe saber bien cuales son las zonas soleadas y cuales no, cuales son las partes más húmedas, y cuales son los vientos del lugar, así se podrá poner las plantas  adecuadas.
Los parterres o canteros elevados para delimitar el espacio de algunas flores, embellecen el lugar. Esos canteros pueden estar delimitados con piedras naturales, o simplemente formar una elevación con tierra y césped.
Muchas veces algunos lugares requieren de un muro de contención, que pueden ser hechos de piedra.
No todo el jardín tiene que estar cubierto con césped, debe tener caminos y lugares cubiertos de hormigón, piedra laja o simplemente piedras rústicas encastradas en la tierra mojada. El camino principal debe ser más ancho, que los caminos secundarios.
Tener un lugar secreto entre los árboles con alguna fuente o cascada, es muy importante para descansar.