Decoración con pintura jaspeada

Decoración con pintura jaspeada
¿Están cansados de algunos de los accesorios que tienen en su hogar y no saben qué hacer para mejorar su estética? Una de las alternativas más interesantes es la de realizar el proceso conocido como “pintura jaspeada”. Lleva bastante trabajo pero vale la pena. Lo primero que haremos será tomar el elemento a pintar y cubrirlo con una capa de imprimación fosfatante gris.

Posteriormente tomaremos una lata de pintura color tapioca y aplicaremos dos o tres manos sobre el elemento a decorar. Después recurriremos a una mezcla, llamada pátina, que llevaremos a cabo mezclando pintura al óleo (color a gusto) y cera. Después de dar una buena mano hay que dejar secar el accesorio durante dos días.
Finalmente llega lo más importante: puliremos el elemento pintado con una lija de lana de acero y finalmente salpicaremos con algunas gotas de pintura diluida con un poco de agua. El color de la misma tendrá que ser inverso al aplicado en la base. Esto quiere decir que si se utilizó un tono claro se salpicará con oscuro, y viceversa.