Inicio > Decoracion > Crepúsculo. La habitación de Edward Cullen

Crepúsculo. La habitación de Edward Cullen

miércoles, 7 de septiembre de 2011 Dejar un comentario Ir a comentarios

You might also like

La sombra de Edward Cullen es alargada
La sombra de Edward Cullen es alargada La sombra de Edward Cullen es alargada Y la del ciprés también,...
Crepúsculo. La casa de los Cullen
Crepúsculo. La casa de los CullenCrepúsculo. La casa de los Cullen Hace unas semanas, mi compañera...
Decoración para fans de Crepúsculo
Decoración para fans de CrepúsculoDecoración para fans de Crepúsculo No engaño a nadie: en enero...
Decoración en Halloween: arañas en las velas
Decoración en Halloween: arañas en las velasDecoración en Halloween: arañas en las velas En Decoesfera...

Crepúsculo. La habitación de Edward Cullen
Crepúsculo. La habitación de Edward Cullen

Crepúsculo. La habitación de Edward Cullen

Hace un tiempo, una lectora nos pidió que enseñáramos la habitación de Edward Cullen, el protagonista de Crepúsculo, una historia romántica de vampiros que ha tenido gran éxito entre el público adolescente (y no tan adolescente). Y la búsqueda fue tan ardua como infructuosa, ya que no pude encontrar ni rastro de la habitación del vampiro en ningún rincón de la red.

Pero todo llega y a través de unos de mis blogs de lectura diaria, por fin ha llegado a nosotros un fragmento de la película en el que podemos ver una buena parte de la habitación.

Lo primero que me llama la atención es la claridad y los grandes ventanales de que disfruta la estancia (siempre me imagino a los vampiros dentro de salas oscuras y polvorientas). La estancia, de planta rectangular, goza de abundante luz natural y un paisaje arbolado como vistas de lujo.

El blanco es el color predominante, tanto en los muros como en los muebles. A un lado encontramos un mueble mural que alberga el equipo de música, así como gran cantidad de material audiovisual y libros. Parte de estos se guardan junto al ventanal en una librería vertical , un elemento que está muy de moda últimamente. Se aprecia un ligero desorden, nada preocupante, solo un toque casual que resta rigor a la habitación.

En lugar de una cama convencional vemos un moderno canapé blanco con tapicería en capitoné, un clásico del diseño creado en 1930 por Mies Van der Rohe: el diván Barcelona. Sorprende no encontrar una cama convencional, pero no olvidemos que Edward no duerme nunca…

Junto a la puerta, un escritorio descansa bajo una gran pantalla plana suspendida de la pared y a un lado, en la ventana, vemos fotografías y recortes pegados sobre el cristal.

Llaman la atención los ventanales abiertos al fondo, que carecen de barandilla y no dan paso a terraza ni balcón algunos, pero es que la vida de los vampiros no tiene nada que ver con la de los mortales, les encanta tener vía libre para salir volando en cualquier momento.

Cosas de ultratumba…

Vía | Três
Imágen vía | Harto Cine
Más información | Youtube, Crepúsculo

Crepúsculo. La habitación de Edward Cullen

Categories: Decoracion Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.