Compostaje

Compostaje
Compostaje, como reciclar para tener abono de compost para tus plantas,  tu  jardín o tu huerto, en Espaciohogar te contamos más con vídeo.
El reciclaje es ahorro como estamos en primavera te contamos como hacer compostaje con desechos de tu casa y del jardín, para lograr un abono rico en nutrientes para tus plantas. Tu jardín lo  notará y no tendrás que invertir dinero en abono para tus plantas.
 

Para hacer compost puedes aprovechar los residuos vegetales del jardín y del hogar en vez de tirarlos a la basura. El compost es un abono orgánico que te servirá para mejorar la tierra del jardín y para alimentar tus plantas.
¿Qué es el compost?
Es una abono orgánico procedente de vegetales y otros restos orgánicos del hogar. Enriquece la tierra de tus macetas y jardín sin necesidad de usar fertilizantes químicos.

El compostaje es un proceso para fabricar abono de forma natural. Se necesita un recipiente o compostador que puedes comprar en cualquier gran superficie, tienes compostadores de distintos tamaños y materiales. Térmicos de plástico o resina.

  El tamaño recomendado irá en función de tus necesidades, si tienes un jardín amplio, si hay césped, según las personas que vivan en casa el consumo de vegetales y frutas etcétera.

 Entre los restos que puedes usar para rellenar el compostador y fabricar el abono:

Cartón no impreso

pañuelos desechables

Cenizas

Serrín

Cáscaras huevos

Yogures pasados

Restos de frutas y verduras

Ramos de flores marchitos

Bolsas de te

Posos de café

Pelos

Césped

Hojas secas

Paja

Restos de la poda

Evita echar


El compostador requiere restos orgánico pero no todos son adecuados:

Pescado, carne, huesos. El olor atraerá a ratas e insectos.

Vidrios, plásticos, botes de refrescos

Excrementos de animales

Productos químicos, amoniacos, lejías.

Suciedad o polvo del aspirador, pelusas, pueden tener pequeños restos metálicos como clips de oficina, chinchetas, papel aluminio etc…

Recomendaciones

Hay que tratar de equilibrar no echar desechos verdes (hojas, césped) con los desechos marrones hojas, ramas serrín. La mitad de restos verdes (húmedos) con la otra mitad de hojas secas, paja o serrín.

Si notas olor a amoniaco implica un déficit de material verde (que genera nitrógeno). Para ello añade materia orgánica seca como hojas o serrín.

Si por el contrario el compostador está lleno de materia seca y necesita humedad, tendrás que añadir hojas verdes, restos de cocina algo de humedad  y mezclar.

Una vez has metido restos en tu compostador se pone a la sombra y directamente apoyado en el suelo. De esta forma favoreces el acceso a los microorganismos que ayudaran a la descomposición. Hay productos que puedes poner ya desde el principio para lograr que se facilite el proceso de descomposición.

Remover cada tres días, cuanto más aire reciba todos los restos más fácil será su descomposición.

Remover regularmente el compost para airearlo. Mantener la tasa de humedad si el tiempo es muy seco regar el compost en verano.

En dos o tres meses tendrás un abono de compost de gran calidad, para enriquecer la tierra del huerto, el jardín o las plantas de tu casa

 
Fuente|gardenorganic.org.uk/
Fotos|wideopenspaces.squarespace,allerdale.gov.uk
gardenersnet/