Claraboyas

Claraboyas
Una de las maneras más seguras y más económicas para agregar amplitud, luminosidad y estilo a una habitación es colocar una claraboya en el techo. Una claraboya pueden dispersar los rayos del sol a lo largo de una cocina aburrida, iluminar un cuarto de baño oscuro, capturar una vista desde una habitación del ático o proporcionar un panorama del cielo estrellado.

Un tragaluz puede ahorrarle dinero. Además de reducir la necesidad de utilizar luz eléctrica, puede dar sensación de calor en el invierno y refrigeración en el verano, reduciendo al mínimo la necesidad de calefacción a base de combustibles y aire acondicionado. En días de invierno, la energía radiante del sol puede brillar a través de una claraboya, para calentar las superficies interiores. Y en el verano, una claraboya de ventilación puede promover la circulación de aire al liberar el aire caliente que se eleva naturalmente.
Los tragaluces pueden ser de plástico o de vidrio, fijos o abiertos.