Chinchetas camufladas con frutos de eucalipto
Chinchetas camufladas con frutos de eucalipto

Chinchetas camufladas con frutos de eucalipto

En general me resultan cálidos y muy agradables los ambientes rústicos, en el lugar adecuado claro, y me gustan especialmente los detalles que evocan la naturaleza, como el corcho que nos enseñó Raquel hace unos días, con su perfil montañoso y sus pinchos en forma de arbolito.

De hecho estaba pensando cómo podría hacerme algo parecido, cuando me he encontrado con esta idea de Kelly en el blog Make grow gather. Se trata de aprovechar las cápsulas que conforman los frutos leñosos de los eucaliptos para cubrir las cabezas de las chinchetas, cambiando totalmente su aspecto para integrarlas en un entorno campestre.

Como véis en las imágenes el trabajo es muy sencillo, tan sólo hay que encolar la cabeza de la chincheta a la parte interior de la tapa del fruto, que habremos separado acercando la campanita a una fuente de calor. Otra cosa será encontrar los frutos, me temo que ahora no es el momento y tendremos que esperar al otoño; me apunto la idea hasta entonces, creo que me servirá para reconciliarme un poco con un árbol que no me cae nada simpático.

Vía | Casa Sugar
Más información | Make grow gather
En Decoesfera| Una buena idea: un árbol por perchero

Chinchetas camufladas con frutos de eucalipto