Casas que inspiran: decorar un ático pequeño y abuhardillado
Casas que inspiran: decorar un ático pequeño y abuhardillado

Casas que inspiran: decorar un ático pequeño y abuhardillado

Decorar un piso pequeño es siempre difícil, pero imaginaros lo que puede sumar de dificultad el hecho de que este además sea abuhardillado. Estos tejados aunque muy decorativos crean problemas aún mayores a la hora de distribuir y elegir el mobiliario.

Sin embargo, y como demuestran estas imágenes de un ático pequeño y abuhardillado, decorar uno de estos pisos para crear un espacio cómodo no es imposible si escogemos bien, sobre todo, la distribución de los muebles y de las habitaciones.

En líneas generales este ático inspirador consta de dos pisos, un ático dúplex, ambos abuhardillados. En la planta baja encontramos las zonas comunes: salón, cocina y comedor. En la planta alta, donde debido a la estructura del tejado el espacio escasea todavía más, encontramos el dormitorio con baño en suite.

En la planta baja además encontramos una pequeña terraza, sin duda una de mis partes favoritas de este ático. Conecta con ella la cocina comedor, mediante una amplia puerta de cristal:

Lo que me gusta de ella particularmente es que se ha utilizado para crearla la estructura del edificio, es decir, no es una terraza sobre la fachada, sino que se crea aprovechando la forma triangular de la buhardilla.

Gracias a eso también crean una especie de ventana en el lateral, que potencia la iluminación del salón y que además comunica visualmente el interior con el exterior, aquí tenéis un detalle de esa ventana:

En cuanto al color de la terraza es acorde con la fachada, en rojo, y no con el interior, en el que dominan los azules y los blancos. Es curioso el contraste que crea esta mezcla cálidos-fríos en la cocina.

Hablando de la cocina y dejando a un lado el exterior, se encuentra, como os he dicho antes, en la primera planta. En esta no existen divisiones, tiene forma de L, por un lado el salón, donde se encuentra la entrada principal, luego un amplio pasillo y al fondo, la cocina.

Toda la primera planta está decorada en blanco y azul, siendo el blanco el color primordial y el azul aportado por pequeñas piezas textiles. Además en toda ella vemos suelos de madera en colores claros lo que le da calidez.

La cocina está distribuida en forma de L, con amplios armarios y encimera en negro, en el centro una mesa de comedor, con sillas en blanco y acero inoxidable.

Para aprovechar el espacio y como podéis ver en la esquina, los armarios se adaptan a las anormalidades de la pared.

Luego tenemos el pasillo, que comunica la cocina con el salón. Muy amplio, también con suelos de madera y carente casi de muebles, para decorarlo se han valido de las columnas propias de la arquitectura, dándole un toque clásico.

Aparte de eso, una alfombra, un pequeño jarrón en colores fríos y una alfombra, nada demasiado llamativo. Aquí tenéis la otra vista del pasillo:

En el salón, encontramos otra pequeña terraza, también en rojo. Varios sillones y una amplia alfombra, sobre la que descansa la mesa de café.

A la planta superior, donde el espacio es aún menor se accede mediante la escalera que se encuentra en el pasillo, en ella se encuentra un pequeño dormitorio y un baño en suite.

En ambos, muy pocas piezas, para aprovechar el espacio al máximo. Las pocas piezas que hay se han colocado sobre las paredes, como la estantería en forma de escalera o el espejo.

Imágenes vía | Delikatissen
En Decoesfera | Casas que inspiran

Casas que inspiran: decorar un ático pequeño y abuhardillado