Inicio > Decoracion > Casas de famosos: Yves Saint Laurent

Casas de famosos: Yves Saint Laurent

Martes, 13 de septiembre de 2011 Dejar un comentario Ir a comentarios

You might also like

Casas de famosos 2008: ¿cuál te gustó más?
Casas de famosos 2008: ¿cuál te gustó más?Casas de famosos 2008: ¿cuál te gustó más? Sabemos...
Casas de famosos: Nicolas Cage
Casas de famosos: Nicolas CageCasas de famosos: Nicolas Cage Hoy vamos a seguir con nuestra sección...
Casas de famosos 2008: resultado final
Casas de famosos 2008: resultado finalCasas de famosos 2008: resultado final Ha llegado el momento...
Casas famosos | salones
Casas famosos | salonesCasas de famosos, salones. El salón de Jennifer Aniston, el de Demi Moore, el...

Casas de famosos: Yves Saint Laurent
Casas de famosos: Yves Saint Laurent

Casas de famosos: Yves Saint Laurent

Hace pocos meses que nos dejó, dejando tras de sí una larga lista de colecciones de moda, un gran nombre y la aportación del smoking al vestuario femenino. A través de Embelezzia, he podido conocer y disfrutar con las imágenes de su entorno más íntimo: su casa de París.

Una casa en la que aún hoy se encierran los tesoros de toda una vida, pero que en pocas fechas será vaciada para subastar gran parte de sus enseres. Pierre Bergé, su socio y pareja durante gran parte de su vida, saca a subasta gran parte del contenido del duplex de Saint Laurent en el número 55 de la Rue Babylone y del apartamento de Bergé en la Rue Bonaparte. La subasta tendrá una duración de tres días y se desarrollará en cinco sesiones entre el 23 y el 25 de febrero, en el Grand Palais, en París.

La vivienda fue adquirida por Saint Laurent en 1969, tras una visita en la que cuentan que el modisto quedó prendado ante la visión del jardín a través de una ventana del salón, en un rapto de amor a primera vista. Tras una minuciosa restauración de dos años, fue ocupada y comenzó a vestirse con las diversas obras de arte, que poco a poco entraban para quedarse.

Juan Gris, Matisse, Mondrian, Warhol, Munch, Goya y muchas más firmas componen esta casa que más bien parece un museo, y en la que el modisto encontraba la inspiración a través del arte. Claro ejemplo es el vestido Mondrian diseñado en 1965.

En cuanto a la decoración, es el fruto de la combinación de piezas dispares y la acumulación de pinturas, esculturas y otros objetos, lo que da como resultado una casa un tanto agobiante aunque llena de valor. Los techos altos ayudan a liberar un poco la vista. El salón principal se presenta panelado en madera, detalle que le da un toque clásico muy adecuado a la categoría de las obras expuestas, como un Picasso del 1914 o una acuarela de Cézanne que llaman la atención desde lo alto.

El jardín que cautivó a Yves está situado en el patio interior. Pleno de vegetación, la zona más cercana a la casa está dotada de una zona de sombra, acondicionada por unos toldos rayados. Los sillones de forja se ven complementados por las curiosas sillas de jardín Bird, diseñadas por Claude y François Xavier Lalanne. En la frontera entre cesped y solado, vemos una piña gigante que observa impertérrita el paso del tiempo.

Yves Saint Laurent tenía una singular relación con los espejos, no podía vivir sin ellos y consideraba que una habitación que careciera de ellos estaba muerta. En la sala de música, la pared se viste con un conjunto de quince espejos diseñados por Claude Lalanne, que se apoyan en una pared panelada en madera oscura.

La escasez de luz, unida a la altura y profusión de los espejos devuelven un decorado fantasmal, casi una escenografía de terror. El propio Saint Laurent confesaba: -Algunas noches es un poco inquietante… En primer plano, el piano soporta una gran escultura de Giovanni Antonio Rimondi fechada en 1707.

En la biblioteca, sin embargo se respira un ambiente claro, relajado y ordenado. Grandes sofás blancos de lineas contemporáneas ocupan el centro de la habitación, mientras que los libros se apoderan de las paredes casi en su totalidad, ordenados en una gran boisserie.

En un extremo de la biblioteca, un mueble bar de metal diseñado por François Xavier Lalanne capta la atención convirtiendose en un objeto fetiche. Al fondo descubrimos una composición de Piet Mondrian sobre la chimenea y reposando sobre el suelo encontramos varios retratos de Moujik, el buldog francés de Saint Laurent, realizados por Andy Warhol. En realidad, Moujik era el nombre que llevaron todos los perros que tuvo el el modisto.

Sobre la mesa del teléfono encontramos enmarcado el boceto original del logotipo de Saint Laurent, creado en 1961 por el artista gráfico Cassandre, un artículo de gran valor sentimental que no entra en la subasta.

En un rincón del duplex reposa un sarcófago egipcio de la época ptolemaica entre dos sillones Louis XIII. En otro extremo del salón, junto a los ventanales, un cuadro de Goya, Retrato de Don Luis María de Cistué, se exhibe sobre un caballete. A los lados, unas butacas art-decó y un taburete de madera de Pierre Legrain.

En este detalle del salón, entre dos ventanales vemos como conviven en armonía dos obras de Edvard Munch y Henri Matisse.

La pregunta está en el aire: ¿Que lleva a alguien a desprenderse de los recuerdos de toda una vida? Bergé aduce que tuvo mucho tiempo para pensar durante la enfermedad de Saint Laurent, y llegó a la conclusión de que después de su muerte, conservar la coleccion no tenía sentido y prefirió repartirla entre coleccionistas y museos para permanecer en la memoria.

El cuadro de Goya irá al museo del Louvre, Bergé se quedará con el Warhol y el resto se repartirá en 800 lotes. Posiblemente mientras observamos estas imágenes el piso haya comenzado a vaciarse o lo hará en breves fechas, c’est la vie

Galería de fotos(Haz click en una imagen para ampliarla)

Imágenes vía | Vanity Fair

En Embelezzia | YSL: nos metemos en su casa

Más información | Christie’s, Fondation Pierre Bergé Yves Saint Laurent

Casas de famosos: Yves Saint Laurent

Categories: Decoracion Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.