Camuflar radiadores con estilo

Camuflar radiadores con estilo
Los radiadores son tal vez uno de los elementos que no pueden faltar en ninguna casa y de hecho sin imprescindibles cuando llega el frío y el invierno pero claro, el resto del año ¿qué hacemos con ellos?.

Lo cierto es que pocas veces tenemos en cuenta que en ocasiones un radiador puede estropearnos el conjunto de la estancia donde esté colocado, por lo que no reparamos en ello y hay que decir que hoy en día ya podemos encontrar en el mercado, medios para disimularlos y así que nuestra casa y toda su decoración quede mucho mejor.
Así hoy queremos hablaros de los cubre-radiadores, los cuáles vamos a encontrarlos en el mercado de distintos estilos, tamaños y hasta con dibujos que no parecen haber sido elegidos para cubrir dicho elemento y que sorprende que debajo de ellos nos encontremos con un simple radiador.
El cubre-radiador además de la funcionalidad que proporciona cubriendo la calefacción, también puede servirte para colocar otra serie de elementos decorativos como marcos de fotos, jarrones o cualquier otro tipo de accesorios.
La situación de los radiadores también es importante, en el caso de que se encuentre en la entrada de la casa podemos usarlo como recibidor y dejar allí las llaves, las cartas, etc.
Los cubre-radiadores no sólo tapan la calefacción, sino el resto de elementos que se calientan en exceso, como los tubos del agua caliente que llegan desde la caldera, lo que evitará completamente la posibilidad de que se produzca un accidente y alguien pueda quemarse.
Algunos de estos modelos cuentan con puertas abatibles o rendijas para que el calor de la calefacción no se pierda y se logre la temperatura necesaria para calentar la estancia en la que está instalada.

#gallery-1 {
margin: auto;
}
#gallery-1 .gallery-item {
float: left;
margin-top: 10px;
text-align: center;
width: 50%;
}
#gallery-1 img {
border: 2px solid #cfcfcf;
}
#gallery-1 .gallery-caption {
margin-left: 0;
}

Vía| Hola