Cómo evitar alergias en el hogar. Parte II

Cómo evitar alergias en el hogar. Parte II
Esta articulo es continuación de: Cómo evitar alergias en el hogar. Parte I
Continuando con las sugerencias para obtener una mejor calidad de vida en nuestra casa. Y saber los que es más conveniente en caso de ser propensos a las alergias, vamos a proseguir enumerándoles otros cuidados:

Utilizar persianas en lugar de cortinas: las cortinas acumulan el polvo y la suciedad que se encuentra en el ambiente, sin excepción. En estos casos conviene elegir persianas y estores lavables de algún tejido sintético o de algodón que se pueda quitar y meter en el lavarropas. Para eliminar los ácaros, hay que lavar con mucha frecuencia los textiles.
Mantener el orden, en especial en loas armarios y cajones, evitando acumular cosas: El amontonamiento de cosas genera polvo, hay que deshacerse de los libros viejos, revistas y demás cosas que ya no se utilicen. Siempre es mejor tener las estanterías y mesas despejadas, procurando que sea sencillo limpiar con un paño húmedo todas las superficies, por lo menos una vez por semana.
Reveer los sistemas de calefacción y ventilación: al encender el aire acondicionado o calefactor pueden salir partículas de polvo. Es importante cambiar los filtros cuando se considere que tienen un tiempo prolongado de uso. Si la casa dispone de radiadores, hay que limpiarlos con frecuencia con un paño húmedo, ya que el polvo suele pegarse y acumularse debajo y encima de ellos.
Limpiar con frecuencia: La constancia de la limpieza es fundamental para controlar los síntomas de la alergia. Si no podemos retirar la alfombra fija, hay que aspirarla con asiduidad. Lavar todos los textiles (sábanas, almohadas, alfombras pequeñas y cortinas) con frecuencia ayuda a que no se acumule el polvo, pero es inevitable que los ácaros vuelvan a aparecer. Existen fundas antipolvo para el colchón y las almohadas. De lo contrario también ayuda aspirar el colchón de vez en cuando.
Vía | euroresidentesImagen | domokyo