Bodylicious una sugestiva y fresca cena para San Valentín
Bodylicious una sugestiva y fresca cena para San Valentín

Bodylicious una sugestiva y fresca cena para San Valentín

Japón nos trajo el sushi y cada vez es más fácil encontrarlo en Europa, ya sea en el restaurante o en las grandes superficies, listo para degustarlo en casa. ¡Ay del pobre incauto que diga que no le gusta! Una legión de sushimaníacos se encargarán de hacerle ver la luz, convenciéndole de sus bondades. A mi me encanta, una vez superado el rechazo inicial al pescado crudo, aprovecho cualquier ocasión para hacerme un lío con los palillos.

Existe una costumbre japonesa en relación con la forma de presentar el sushi: utilizar cuerpos desnudos como bandeja. Cuando se trata de cuerpos femeninos recibe el nombre de Nyotaimori, si son masculinos, Nantaimori. También se conoce como Body Sushi, para no darle muchas vueltas a la cabeza.

Design Code presenta Bodylicious, un juego de bandejas de porcelana que recrea esta polémica costumbre, y que cuenta con dos cuerpos, femenino y masculino, divididos en tres secciones cada uno. Sus singulares formas crean recónditos lugares donde poder exponer, no solo sushi o sashimi, cualquier alimento fresco e incluso salsas.

Yo sería incapaz de comer nada sobre el cuerpo de nadie y me gustan los platos lisos y blancos… pero reconozco que puede ser un buen regalo para parejas desinhibidas, además de una invitación a una cena que seguro será divertida y excitante.

Más información | Design Code

Bodylicious una sugestiva y fresca cena para San Valentín