Armemos la biblioteca. Parte 1º

Armemos la biblioteca. Parte 1º
Para los amantes de la lectura, disponer de un lugar cómodo y adecuado, es esencial. Los libros ordenados  según cada preferencia, un espacio aislado de ruidos, cálidos sillones en los que sentarse… definitivamente estamos hablando de una biblioteca.

Para aprovechar bien todo el espacio, lo más útil es disponer estanterías en todas las paredes de la habitación. En cualquier librería podemos observar la variedad de temas, por lo tanto, debemos incluir algunos separadores verticales cortando la horizontalidad de las baldas, para permitir una mejor disposición de los libros, en función de sus temas.
La parte baja de las estanterías, podemos ocuparla con cajones o puertas, para colocar libros o ediciones especiales que necesiten una mayor protección.
Las estanterías deben estar bien iluminadas, la mayoría de los libros llevan letras impresas en el lomo y debemos poder leerlas sin tener la necesidad de sacarlos de su hueco.
Uno de los elementos más importantes de este espacio es la luz. Si podemos elegir tener un amplio ventanal, para aprovechar toda la luz natural, sería fabuloso. Por supuesto debemos contar con pequeñas luces al lado de los sofás, que serán imprescindibles cuando la luz natural no alcance.
Vestiremos las ventanas en función del estilo que domine en la habitación, poder velar la luz en momentos en los que el sol es el protagonista, es imprescindible para evitar reflejos.
Este artículo continuará en: Armemos la biblioteca. Parte 2º
Imagen: decoestilo

PLISTA.items.push({“objectid”:64,”title”:”Armemos la biblioteca. Parte 1u00ba”,”text”:”Para los amantes de la lectura, disponer de un lugar cu00f3modo y adecuado, es esencial. Los libros ordenadosu00a0 segu00fan cada preferencia, un espacio aislado de ruidos, cu00e1lidos sillones en los que sentarse… definitivamente estamos hablando de una biblioteca.

Para aprovechar bien todo el espacio, lo mu00e1s u00fatil es disponer estanteru00edas en todas las paredes de la habitaciu00f3n. En cualquier libreru00eda podemos observar la variedad de temas, por lo tanto, debemos incluir algunos separadores verticales cortando la horizontalidad de las baldas, para permitir una mejor disposiciu00f3n de los libros, en funciu00f3n de sus temas.

La parte baja de las estanteru00edas, podemos ocuparla con cajones o puertas, para colocar libros o ediciones especiales que necesiten una mayor protecciu00f3n.

Las estanteru00edas deben estar bien iluminadas, la mayoru00eda de los libros llevan letras impresas en el lomo y debemos poder leerlas sin tener la necesidad de sacarlos de su hueco.

Uno de los elementos mu00e1s importantes de este espacio es la luz. Si podemos elegir tener un amplio ventanal, para aprovechar toda la luz natural, seru00eda fabuloso. Por supuesto debemos contar con pequeu00f1as luces al lado de los sofu00e1s, que seru00e1n imprescindibles cuando la luz natural no alcance.

Vestiremos las ventanas en funciu00f3n del estilo que domine en la habitaciu00f3n, poder velar la luz en momentos en los que el sol es el protagonista, es imprescindible para evitar reflejos.

Este artu00edculo continuaru00e1 en: Armemos la biblioteca. Parte 2u00ba

Imagen: decoestilo”,”url”:”http://decoracioninteriores.net/armemos-la-biblioteca-parte-1%c2%ba/”,”img”:”http://decoracioninteriores.net/wp-content/uploads//var/www/vhosts/decoracioninteriores.net/httpdocs/wp-content/09iyoyiy.thumbnail.jpg”});

PLISTA.partner.init();