Inicio > Decoracion > Antes y después: un cambio de color a la cocina (II)

Antes y después: un cambio de color a la cocina (II)

Domingo, 21 de Agosto de 2011 Dejar un comentario Ir a comentarios

You might also like

Antes y después: un cambio de color a la cocina
Antes y después: un cambio de color a la cocinaAntes y después: un cambio de color a la cocina Os...
Antes y después: cambio de color en paredes y techos
Antes y después: cambio de color en paredes y techosAntes y después: cambio de color en paredes y techos Os...
Antes y después: modernizando una cocina
Antes y después: modernizando una cocinaAntes y después: modernizando una cocina ¿Veis la imagen...
Antes y después: un cambio de color atrevido
Antes y después: un cambio de color atrevidoAntes y después: un cambio de color atrevido En más...

Antes y después: un cambio de color a la cocina (II)
Antes y después: un cambio de color a la cocina (II)

Antes y después: un cambio de color a la cocina (II)

No sé si recordaréis que hace algunos días, en uno de nuestros antes y después os comenté un caso de una cocina en la que se había logrado n cambio radical sólo con un cambio de color.

En aquel caso, que podéis ver en el link de arriba, se había aplicado el cambio de color a las paredes y a las puertas de los armarios, y aunque la distribución de la cocina e incluso los electrodomésticos eran los mismos el cambio que se había conseguido era total.

Hoy me he tropezado con estas imágenes de las que me ha parecido curioso hablar enfrentándolas a las de ese post. El por qué es que, con algo mucho más sencillo, pero con el mismo fondo, es decir, cambiar el color de nuestra cocina pero sin llegar a cambiar las puertas de los armarios o a aplicar varias tonalidades de color hemos conseguido el mismo efecto: el de un cambio radical.

En este caso el cambio ha sido precisamente al contrario. En nuestra cocina pasada, que parecía oscura, con paredes en marrón se aplicaron colores más cálidos para dar un aspecto más luminoso y juvenil.

En este caso, la cocina contaba en principio con un papel pintado estampado y en color claro, con lo que su aspecto general era bastante limpio y luminoso.

Sin embargo sus dueños preferían todo lo contrario, un color más oscuro que creara mayor contraste, un color que podríamos definir como chocolate.

Quitaron el papel pintado, que por cierto yo considero una mala idea para la cocina al deteriorarse mucho antes, y lo sustituyeron por pintura de este color, dejaron sin embargo los armarios en maderas color miel, procurando que así, pese a la oscuridad del color, en conjunto con el blanco de la encimera y el tono de la madera la cocina siguiera siendo cálida en tonos generales.

A esto también ayuda el hecho de que el color no está distribuido uniformemente a lo largo de toda la cocina, sino que se distribuye en la pared posterior a los armarios en modo de pared de impacto (en ambos casos, el antes y el después), dejando en el resto de la superficie un tono marrón claro.

Claro, además tiene otra ventaja, y es que es mucho más luminosa que la cocina anterior gracias al gran ventanal de la derecha.

Una cosa más, se han añadido a la isla central dos sillas, del color de la nueva pintura, para darle algo de equilibrio.

Imágenes vía | CasaSugar
En Decoesfera | Antes y después: un cambio de color a la cocina, Antes y después

Antes y después: un cambio de color a la cocina (II)

Categories: Decoracion Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.